PRESENCIA GAMBUSIA

La llegada de peces exóticos al lago de Sanabria

La gambusia Gambusia holbrooki (Girard, 1859) es un pequeño pez, exótico en España, que rara vez supera 80 mm en las hembras, y 35 mm los machos.

Puede habitar en todo tipo de hábitats acuáticos, tanto naturales como artificiales, incluidas las aguas con poco oxígeno y turbias; por lo general se localizan en grandes grupos ya que desarrollan un comportamiento muy gregario.

Sin embargo, y como es esperable, prolifera también con total efectividad biológica en aguas de mayor calidad, ocupando las orillas y la franja de vegetación litoral en zonas someras de sustratos arenosos.

Detalle del aspecto y diferencias de tamaño de una hembra (arriba) y un macho (abajo) del grupo de gambusias capturadas en el lago de Sanabria. (Fotografía en condiciones de acuario)

Sus únicos límites ecológicos parecen ser las bajas temperaturas y las condiciones de aguas muy ácidas; aunque puede sobrevivir en condiciones muy difíciles y estresantes, incluso con desecación casi total de las orillas.

Relación de tallas y sexos encontrados en esta nueva población de la cuenca del Tera con ejemplares pertenecientes al menos a cuatro cohortes (tres de adultos y una de alevines en sus primeros 6 meses de vida). Machos: M, hembras : H.

 

Su gran capacidad de sobrevivir en diferentes condiciones y ambientes, su elevada fecundidad (cada hembra puede producir 3 ó 4 camadas al año de 15-30 alevines), su precocidad (son capaces de reproducirse a los 6 meses de vida) así como su alta tasa de reclutamiento al año les confiere un enorme potencial como especie invasora.

 

A pesar de haber sido introducida desde el sureste de EEUU en España teóricamente para una buena causa (la lucha contra la proliferación de mosquitos que transmiten el paludismo), se ha comprobado su total ineficiencia en esta tarea. Por el contrario, sí se ha demostrado en numerosos países que es un gran competidor acuático y acaparador de recursos en las orillas para otros peces, anfibios e invertebrados, a los que ha llevado en muchos casos a graves problemas de conservación. Por lo que está incluida en la lista de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo (elaborada por el Grupo Especialista de Especies Invasoras -ISSG- de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza); y también se considera entre las 20 especies exóticas de mayor impacto en España.

La gravedad del impacto sobre las poblaciones autóctonas de otros peces, anfibios e invertebrados justifica su presencia en el Catálogo Español de Especies Exóticas e Invasoras (RD 630/2013); así como en otros autonómicos. Es un ejemplo del conocido como “efecto Frankenstein” en el que una introducción, en este caso realizada por la Administración, sin una planificación bajo cánones científicos se ha convertido en un grave y costoso problema posteriormente.

El efecto Frankenstein lo definió el ictiólogo Peter B. Moyle como " una chapuza bienintencionada, que se convierte en un monstruo incontrolable "

Su proliferación en la Península Ibérica a partir de su introducción hacia 1921 ha sido imparable, no sólo en los medios acuáticos someros de dinámica lenítica (charcas, lagunas, estanques y lagunillas) sino más recientemente también en los ríos. Donde en los últimos muestreos de 2009-10 se encontró en 46 estaciones fluviales incluidas en la red de seguimiento nacional de la ictiofauna; pertenecientes a casi todas las demarcaciones hidrográficas del centro peninsular y de la vertiente mediterránea. En esos trabajos no se detectó en ningún tramo de la cuenca del Duero, apareciendo en estos momentos por primera vez en la cuenca del río Tera. Es sorprendente su presencia en una zona de media montaña, con altitud próxima a los 1000 metros sobre el mar, cuando lo habitual es encontrarla por debajo de 800 m de altitud y en aguas más productivas y templadas; sin embargo su aclimatación inicial le ha permitido incluso reproducirse.

Distribución conocida de Gambusia holbrooki en la provincia de Zamora y nueva presencia en el nororeste. Mapa de elaboración propia con datos de Velasco (1994), CHD (2011) y datos propios (2013).
Distribución de Gambusia holbrooki en el noroeste peninsular. Tomado de Murphy y colaboradores 2015 (Figura 1A).

Las gambusias se han observado en el mismo tramo de orilla en el que habitan numerosas especies protegidas de invertebrados y vertebrados incluidos en la Directiva de Hábitats, y que además se encuentran catalogados en las máximas figuras de riesgo de extinción en la Ley del Patrimonio Natural; entre las que destacan dos endemismos muy típicos de las aguas sanabresas: la rana patilarga (Rana iberica) y la lamprehuela (Cobitis calderoni).

Un grupo de gambusias (G) junto a una lamprehuela (L) sobre una bandeja de trabajo en las orillas. Las lamprehuelas son peces endémicos catalogados como EN PELIGRO DE EXTINCIÓN desde 2011.

Es fundamental realizar acciones tempranas de control y eliminación de ejemplares en la zona donde ahora parecen confinados, antes de una mayor aclimatación y dispersión. Así como elaborar un plan de seguimiento de estos trabajos de erradicación intensiva con un plazo de al menos tres años. Éste es el esfuerzo que se ha comprobado necesario para la erradicación en poblaciones de bajas densidades, tras una consolidación en el medio natural cuando no fueron tomadas medidas preventivas.

Dado que la gambusia no es el único e indeseable invasor en aguas de la cuenca del Tera se quiere hacer una llamada de alerta a la Administración para que realice, y coordine con otros entidades implicadas en la conservación de la biodiversidad, las necesarias actuaciones contra las invasoras a través de los mandatos implícitos en la legislación contra la proliferación de invasoras y realice una protección efectiva de las numerosas especies catalogadas en peligro que allí habitan.

Sirva también de llamada a la participación ciudadana en dichas acciones para aumentar la sensibilización con este problema y prevenir así nuevas introducciones (intencionadas o por negligencia de los acuariófilos), que deterioran de forma irreversible el patrimonio natural de los ríos del NO de Zamora.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.-

C.H.D. 2011. Manual de las especies exóticas invasoras de los ríos y riberas de la Cuenca Hidrográfica del Duero. Ed. Confederación Hidrográfica del Duero, Valladolid.  213 pp.

Doadrio, I., Perea, S., Garzón-Heydt, P., González, J. L. 2011. Ictiofauna Continental Española. Bases para su seguimiento. Dirección General Medio Natural y Política Forestal. Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Madrid. 610 pp.

GEIB. 2006. Las 20 especies exóticas invasoras más dañinas presentes en España. GEIB, Serie Técnica N. 2. Pp. 116.

Lowe, S., Browne, M., Boudjelas, S., De Poorter, M. 2004. 100 of the World’s Worst Invasive Alien Species. A selection from the Global Invasive Species Database. Published by The Invasive Species Specialist Group (ISSG) a specialist group of the Species Survival Commission (SSC) of the World Conservation Union (IUCN). Suiza.

Murphy, C.A. Grenouillet, G., García-Berthou. E. 2015. Natural abiotic factors more than anthropogenic perturbation shape the invasion of Eastern Mosquitofish (Gambusia holbrooki). Freshwater Science 34(3):965–974.  DOI: 10.1086/681948

Velasco J.C. 1994. Atlas de los peces de las provincias de Salamanca y Zamora. Valoración de especies y tramos fluviales. Tesis Doctoral. Dpto de Biología Animal, Universidad de Salamanca. 335 pp + anexos.

Leer en internet sobre Gambusia holbrooki

Moreno-Valcárcel, R., Ruiz-Navarro, A. 2015. Gambusia – Gambusia holbrooki. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Elvira, B. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/

Noticia recogida por DiCYT

Print Friendly, PDF & Email