SIN LLUVIA NOV17

Siguen las elevadas temperaturas diurnas y muy escasas precipitaciones en todo el mes de noviembre

Durante el mes de noviembre de 2017 se han registrado en la estación del Programa Bianual Intensivo, situada en las orillas del lago de Sanabria temperaturas promedio máximas y mínimas más elevadas que en los mismos días de 2016; hasta superar los 19ºC el día 16 en 2017.

En la siguiente gráfica se pueden observar la evolución de las temperaturas máximas y mínimas diarias de ambos años (30 días, 4.321 mediciones en cada serie de datos).

El intervalo de oscilación térmica de noviembre de 2016 fue de -0,4 - 18,96 ºC, mientras que en el año actual fue de -1,46 - 19,23 ºC; y mientras que la temperatura mensual media fue de 7,12 ºC en 2016 y ha sido de 8,13 ºC este año 2017, a pesar de la llegada de las heladas en los días del mes.

En las siguientes gráficas se muestran los rangos de datos diarios a lo largo de los 30 días del mes de noviembre de ambos años.

Sin embargo las principales diferencias climáticas de 2017 han venido marcadas por la escasez de lluvias todo el mes. Mientras que en septiembre de 2016 se recogieron más de 65 mm de lluvia, en este año se han recogido apenas 55 mm.

En 2016 únicamente 9 días tuvieron datos nulos de precipitación, mientras que en 2017 no ha llovido nada en 23 días.

En general estos datos muestran que los suelos, turberas y humedales de la cuenca del lago tienen que soportar ahora déficit hídrico de otoño y durante varias semanas más de lo que muestran los registros históricos de precipitaciones.

La serie de datos 1961-2006 de la estación AEMET de Puebla de Sanabria muestra un promedio de 121 mm de lluvia en noviembre, y es de esperar una precipitación mayor en el entorno del lago; tal y como demuestran los valores recogidos en la monografía climática de Garmendia (1968) con 202 mm en S. Martín de Castañeda (1934-1963) y 166 mm en Ribadelago (1942-1963).

Las elevadas temperaturas en el ambiente repercuten en gran medida en toda la masa del agua del lago ya que ayuda a mantener la estratificación durante más semanas que hace décadas.

La escasa entrada de caudal por el río Tera debido a los pocos aportes de caudal en la Sierra también contribuye a la estabilidad de la estratificación en el lago.

Leer más sobre esto

Print Friendly, PDF & Email