EL VERANO DE FEBRERO 2019

EL VERANO DE FEBRERO DE 2019

Durante el mes de febrero de 2019 se han registrado en zonas de montaña ciclos diarios de temperaturas anómalas para esas fechas, teniendo en cuenta la condición más fría de las zonas altimontanas.

En plena ola de calor en toda Europa a finales de julio se ofrecen a continuación unos datos importantes, pero que han pasado desapercibidos. Entre el 21 de febrero y el 2 de marzo en varios macizos montañosos ibéricos se registró un evento de altas temperaturas sostenidas durante ciclos diarios completos en los que no se produjeron heladas y las máximos diarios se corresponden con temperaturas estivales. Algo no habitual en cotas superiores a 2000 m de altitud.

Los datos de febrero de 2019 registrados por la estación climática del Programa Bianual Intensivo en estos días invernales comprenden valores entre 0,68ºC y 19,71ºC. También muy lejos de los rangos habituales. 

Los ciclos diarios de temperaturas horarias promedio se corresponden, en esta cota de 1000m de altitud, una climatología primaveral de más de 15 días sin heladas en pleno invierno y de  muchas diurnas a más de 15ºC ambientales.

Tta febrero19_lago
Temperatura ambiental registrada en continuo (datos diezminutales) en la estación junto al lago de Sanabria.

Este mismo patrón lo podemos encontrar en otros macizos montañosos ibéricos, incluso en cotas de mucha mayor altitud. Con los datos climatológicos disponibles en la actualidad gracias a las redes SAIH de las Confederaciones Hidrográficas (telenivómetros) y las redes EHRIN y de Seguimiento de Cambio Global en Parques Nacionales (MITECO) es posible explorar en las series de datos de febrero de 2019. Se encuentra de esta manera una serie de 5-7 días sin heladas en la alta montaña ibérica; en la última semana de febrero. Un evento registrado tanto en el norte peninsular como en Sierra Nevada.

Un patrón climatológico (sequía extrema y calor fuera de época) documentado a lo largo de toda la Península Ibérica, y que se puede documentar a través de los informes de AEMET.

En varias estaciones climáticas situadas en altitudes de 2000 metros en el ciclo 21 de febrero a 2 de marzo se obtuvieron valores sin heladas; ni siquiera nocturnas. Se muestran a continuación los gráficos de las estaciones de Pirineos (Airoto y Ordiceto) y de la Cordillera Cantábrica (Valdecebollas). Además de la estación situada a más de 3000m en el Pico Veleta (Sierra Nevada).

Tta febrero19_Airoto
PIRINEOS. Temperatura ambiente en Airoto (2380m) en febrero de 2019. Origen datos: SAIH-Ebro
Tta febrero19_Ordiceto
PIRINEOS. Temperatura ambiente en Ordiceto (2380m) en febrero de 2019. Origen datos: SAIH-Ebro
Tta febrero19_Valdecebollas
CORDILLERA CANTÁBRICA. Temperatura ambiente en Valdecebollas (1910m) en febrero de 2019. Origen datos: SAIH-Ebro
Tta febrero19_Veleta
SIERRA NEVADA. Temperatura ambiente en Pico Veleta (3097m) en febrero de 2019. Origen datos: OAPN

Además de la falta de heladas durante el ciclo nocturno del día en un amplio periodo de febrero de 2019, se registraron valores de promedios diurnos superiores a 17,5ºC en Pirineos y superiores a 20ºC en la C. Cantábrica en cotas alpinas. Y además superiores a 10ºC en cotas crioromediterráneas de Sierra Nevada.

Por lo tanto queda resgistrada la existencia de un periodo de verano climático en pleno invierno de calendario en la alta montaña ibérica.

La recurrencia de estos eventos pone en grave riesgo la ecología de las comunidades biológicas acuáticas y terrestres de zonas montañosas, muy adaptadas a una climatología mucho más fría durante largos periodos del año. Cambiando de una forma demasiada rápida los patrones climáticos a los que no pueden adaptarse los biológicos de las especies.

LEER MÁS 

En octubre de 2018 se conoció el nuevo sumario sinóptico (SR15) del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) sobre el avance de las temperaturas globales (1,5 ºC en el antropoceno) debidas al cambio climático global; y que se actualizará en el Sexto Informe IPCC, previsto para 2021.

ANOMALÍA TÉRMICA SEP-18

ANOMALÍA TÉRMICA EN SEPTIEMBRE

Durante el mes de septiembre de 2018 se ha registrado en el noroeste de Zamora una anomalía térmica positiva de 2,5 – 3 ºC de temperatura con referencia a las series de datos históricas, según refleja un reciente informe de AEMET. Valores que fueron todavía 0,5 ºC superiores en la zona centro y oeste de toda la provincia, y también en gran parte del oeste de Salamanca.

Los datos de septiembre de 2018 registrados por la estación climática del Programa Bianual Intensivo instalada por CIEMAT en las orillas del lago nos informa de que este año se han producido valores de temperatura media diaria superiores a los registrados en los dos años anteriores. Esta anomalía de temperatura superior alcanza valores promedio de 1,4 grados respecto a 2016 y de 2,9 grados en 2017. La mayoría de días del mes la temperatura promedio diaria ha permanecido por encima de 20ºC (en especial en la segunda quincena), para alcanzar un promedio mensual de 19,3ºC.

El mismo patrón lo podemos encontrar representados los valores de los promedios de las temperaturas máximas diarias.

Valores anómalos a los que se unen datos de extrema sequía como se reconoce en el mismo informe de AEMET; con valores de precipitación del 25-50 % de lo habitual en toda la zona oeste de la provincia de Zamora.

Por lo tanto se acumulan en dos años consecutivos (2017-18) meses de septiembre con unas condiciones de pleno verano y de prolongación del estiaje para los ecosistemas acuáticos (Clic). Esto es un acontecimiento relevante que debe tener su repercusión en las comunidades biológicas y en los mecanismos ecológicos de funcionamiento de las masas de agua. Estos aspectos deberían ser un tema principal objeto de estudio para poder comprender posibles variaciones en la capacidad biogénica y de autocontrol de los sistemas lacustres.

El lago atempera las temperaturas de septiembre en torno a 4,6 ºC ; en valores diarios promedio.

Es conocido el poder atemperante de las grandes masa de aguas (como embalses u océanos) sobre el clima local de su cuenca o su costa. Su mecanismo es reducir las diferencias entre las máximas y mínimas diarias, y además hacer un clima más templado constante y con menos cambios bruscos a medio y largo plazo. Encontramos un ejemplo claro de esto en las orillas del lago de Sanabria si comparamos los datos térmicos obtenidos por la estación forométrica de la red SAIH de CHD en Puebla de Sanabria con los datos de la estación del Programa Bianual Intensivo.

En la siguiente gráfica se observa en la línea de tendencia una bajada de más de 2ºC en la temperatura del aire en Puebla a lo largo del mes, mientras que la tendencia en el lago permanece casi constante. Y además a finales de septiembre los datos son casi 5ºC más elevados debido a este poder atemperante por la gran masa de agua.

Valores de temperatura diaria promedio (línea discontinua) y su línea de tendencia durante el mes de septiembre de 2018 en las estaciones climáticas reseñadas. La estación de Puebla está además a menor altitud.

LEER MÁS 

A primeros de octubre se ha conocido el nuevo sumario sinóptico (SR15) del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) sobre el avance de las temperaturas globales (1,5 ºC en el antropoceno) debidas al cambio climático global; y que se actualizará en el Sexto Informe IPCC, previsto para 2021.