RESULTADOS_APORTACIONES

RÉGIMEN DE APORTACIONES HIDROLÓGICAS

A lo largo de todo el periodo de seguimiento realizado por el Laboratorio Limnológico del Parque Natural se ha contado con las cantidades aportadas por los caudales turbinados en la central hidroeléctrica de Moncabril. Datos propios y cedidos desinteresadamente para su uso científico por Unión Fenosa en principio, y después por Endesa; propietarios sucesivamente de la explotación.

Dichos caudales suponen la inmensa mayor parte de las aportaciones que recibe el lago por su tributario principal. En la actualidad se está procediendo a completar estos datos con medida de los caudales de los demás tributarios.

Los valores promedio de caudal (serie de 28 años) aportados por el sistema de turbinación al lago son de 10,91 Hm3/mes, mientras que la mediana de la distribución es un valor muy similar de 11,24. Analizando los valores por décadas se observa una progresiva reducción de caudal desde 11,41 Hm3/mes en 1988-1999, pasando por 10,84 Hm3/mes en 2000-2010, a valores menores de 9,83 Hm3/mes en 2011-2015.

El menor valor absoluto de caudal se produjo en 2005 (6,05 Hm3/mes) y el máximo en 2010 (16,23 Hm3/mes). De los seis valores de menor caudal registrado cinco son posteriores a 2005; lo que certifica una significativa reducción progresiva del caudal que la cuenca hidrográfica aporta al lago.

Los datos correspondientes al histórico de turbinación (1960-2014) en la central de Moncabril han sido cedidos por ENDESA-Generación UPH-Noroeste para el análisis a largo plazo de la influencia del régimen de aportaciones sobre la ecología del lago.

A lo largo de los 55 años de la serire de datos han fluido un total de 4.619,38 Hm3 de agua, con un promedio anual de 83,99 Hm3 por el sistema hidroeléctrico. Lo cual supone una cifra próxima al 86% de la capacidad de la cubeta del lago, de manera que el resto del agua que fluye por los cauces aporta al menos el 14% de la renovación total del lago de Sanabria.

INDICADORES HIDROMORFOLÓGICOS

INDICADORES HIDROMORFOLÓGICOS

Según se define en el artículo 11 del RD 817/2015 los elementos de calidad hidromorfológicos de soporte a los elementos de calidad biológicos para la clasificación del estado ecológico para las masas de agua de la categoría lagos son de dos tipos:

  • Régimen hidrológico: volúmenes e hidrodinámica del lago, tiempo de permanencia y conexión con masas de agua subterránea.
  • Condiciones morfológicas: variación de la profundidad del lago; cantidad, estructura y sustrato del lecho del lago y estructura de la zona ribereña.
descarga datos del sensor nivel

NIVEL DEL AGUA

El nivel de llenado de la cubeta del lago se mide a través de dos sensores de gravedad instalados en la orilla sur y en la propia salida del Tera. Las oscilaciones (intensidad y duración) en la zona de contacto de la masa de agua con los ecosistemas terrestres son relevantes para las comunidades bentónicas someras y también para el balance de nutrientes.

molinete de aforo

APORTACIONES

El régimen de aportaciones a través de los cauces se mide a partir de una estación propia instalada en Ribadelago Viejo sobre el principal tributario, los datos de explotación hidroeléctrica aportados por ENDESA y los aforos que se realizan por el equipo del CEDEX en el Tera y en 10 puntos de la cuenca hidrográfica.

estación deposito atmosferico

HIDRODINÁMICA

La hidrodinámica y el tiempo de residencia del agua en el interior de la cubeta son parámetros importantes para conocer la respuesta del ecosistema ante las variaciones climáticas inter e intranuales, y la intensidad de las presiones antrópicas. La tasa de renovación del agua dirige en gran medida las posibilidades de exportación de materia y energía desde el lago hacia aguas debajo, y por lo tanto limita la cantidad de materia que el ecosistema puede almacenar y transformar sin incrementar su nivel trófico.

RESULTADOS_OXÍGENO

DINÁMICA DEL OXÍGENO DISUELTO

boya oeste

Cubeta oeste - D1 -

La cubeta oeste tiene menor profundidad (unos 46 m) y volumen de agua, y está más influenciada por la entrada del río Tera, el principal y casi único tributario.

Cubeta este - D2 -

La cubeta este tiene mayor profundidad (unos 51 m) y volumen de agua, y está menos influenciada por el río Tera, el principal. Ambas cubetas están separadas por una zona umbral de unos 20-22 m de profundidad.

La dinámica del oxígeno disuelto (mg/l) en la cubeta oeste presenta un patrón de isolíneas en profundidad típicas de los periodos de mezcla y de estratificación. En el primero los contenidos de oxígeno disuelto son equivalentes en superficie y fondo, situación que se mantiene desde diciembre-15 a junio-16.

Durante el periodo de estratificación del verano de 2016 los valores en el fondo no bajaron de 5 mg/l, contenido muy apto para el mantenimiento de la vida bentónica profunda.

La dinámica del oxígeno disuelto (mg/l) en la cubeta este presenta un patrón de isolíneas en profundidad similar a la ora cubeta para los periodos de mezcla y algo distinto para la estratificación. En mezcla los contenidos de oxígeno disuelto fueron equivalentes en superficie y fondo en el mismo periodo. Sin embargo durante el periodo de estratificación del verano de 2016 los valores en el fondo bajaron temporalmente de 4-5 mg/l, pero en niveles suficientes para el mantenimiento de la vida bentónica sin agotar la reserva hipolimnética de este elemento vital. El retraso en la llegada del periodo de rutura de la estratificación resultó clave, ya que este periodo de menor contenido no coincidió con el verano, sino con el final del otoño.

Desde el año 1986 el Laboratorio de Limnología del Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores dispone de un registro de seguimiento mensual de este parámetro. Los valores promedio mensuales de este seguimiento a largo plazo (1987-2016) oscilaron en un estrecho rango entre 8,37 mg/l (en 1988) y 10,01 mg/l (en 2016).

Los valores están disponibles en la página web de la Fundación Patrimonio Natural de CyL

Atendiendo a los valores promedio anuales se observa una tendencia estable de suficientes niveles de oxígeno disuelto para la vida en el lago. Con unos valores promedio para las tres décadas casi constantes durante los 30 años de estudio: 9.11, 9.10 y 9.18 mg/l.

En la siguiente gráfica se muestran los valores (mensuales) de oxígeno disuelto del lago en los últimos 4 años medidos por el Laboratorio de Limnología.

Los valores están disponibles en la página web de la Fundación Patrimonio Natural de CyL

Se muestran los datos correspondientes a las medidas de superficie del agua en el punto D2, y los datos de los perfiles de profundidad agrupados en tres medias: 0-10 m, 12,5-50 m y 30-50 m. Que se corresponden aproximadamente con los espesores de las capas de epilimnion, meta+hipolimnion e hipolimnion profundo en los momentos de estratificación de la masa de agua.

En el fondo del lago en la posición donde está la boya del punto D2 nunca se han medido menos de 3 mg/l de oxígeno disuelto al final de la estratificación, el momento de mínima disponibilidad.

INDICADORES LIMNOLÓGICOS

INDICADORES LIMNOLÓGICOS (físico-químicos)

Según se define en el RD 817/2015 los elementos de calidad químicos y fisicoquímicos de soporte a los elementos de calidad biológicos para la clasificación del estado o potencial ecológico para las masas de agua de la categoría lagos son de dos tipos:

a) Generales: transparencia, condiciones térmicas y de oxigenación, salinidad, estado de acidificación y nutrientes.

b) Contaminantes específicos vertidos en cantidades significativas.

De manera operativa para los cálculos de estado ecológico en un lago de la Cuenca del Duero se utilizan fundamentalmente los siguientes elementos:

midiendo DS

TRANSPARENCIA DEL AGUA (Disco de Secchi)

La transparencia del agua es otro parámetro importante que se mide mensualmente en ambas cubetas (D1 y D2) desde octubre de 2015. La falta de transparencia del agua afecta a la producción primaria del ecosistema (nivel de fotosíntesis en capas inferiores) y a su vez puede ser inducida por la presencia de seres vivos en el plancton, por elementos inertes en suspensión (el seston y tripton) o por sustancias disueltas.

multisonda perfiles

RÉGIMEN TÉRMICO

La dinámica de las condiciones térmicas del agua es uno de los parámetros importantes que se miden mensualmente en la columna de agua, y que permite conocer la duración de los periodos de estratificación o mezcla de la masa de agua. Se mide en ambas cubetas (D1 y D2) desde octubre de 2015.

multisonda perfiles

CONDICIONES DE OXIGENACIÓN (reserva de O2)

La dinámica de las condiciones térmicas del agua es un parámetro muy relacionado con el nivel de oxígeno disuelto en el agua, siendo éste uno de los parámetros clave en el seguimiento del estado ecológico de la masa de agua. Se mide en ambas cubetas (D1 y D2) con realización de perfiles mensuales desde octubre de 2015, y con especial atención al posible agotamiento en el hipolimnion.

multisonda perfiles

pH DEL AGUA (Estado de acidificación)

Los niveles de acidificación del agua se miden mensualmente en la columna de agua en ambas cubetas (D1 y D2) desde octubre de 2015, ya que permite conocer la entrada de posibles contaminantes desde la atmósfera, así como el nivel de producción primaria que hay en las capas de agua y anticipar la posible generación de ambientes anóxicos en profundidad.

midiendo laboratorio

FÓSFORO TOTAL (PT)

El fósforo es uno de los principales nutrientes para los seres vivos, y en el caso de las algas dulceacuícolas representa un elemento limitante de su crecimiento. Las medidas de fósforo total (PT) permiten conocer la disponibilidad para el crecimiento de las microalgas en la columna de agua.

Glosario DMA


GLOSARIO DE TÉRMINOS UTILIZADOS EN LOS TEXTOS DE LA DIRECTIVA MARCO DEL AGUA

1) «aguas superficiales»: las aguas continentales, excepto las aguas subterráneas; las aguas de transición y las aguas costeras, y, en lo que se refiere al estado químico, también las aguas territoriales;

2) «aguas subterráneas»: todas las aguas que se encuentran bajo la superficie del suelo en la zona de saturación y en contacto directo con el suelo o el subsuelo;

3) «aguas continentales»: todas las aguas quietas o corrientes en la superficie del suelo y todas las aguas subterráneas situadas hacia tierra desde la línea que sirve de base para medir la anchura de las aguas territoriales;

4) «río»: una masa de agua continental que fluye en su mayor parte sobre la superficie del suelo, pero que puede fluir bajo tierra en parte de su curso;

5) «lago»: una masa de agua continental superficial quieta;

6) «aguas de transición»: masas de agua superficial próximas a la desembocadura de los ríos que son parcialmente salinas como consecuencia de su proximidad a las aguas costeras, pero que reciben una notable influencia de flujos de agua dulce;

7) «aguas costeras»: las aguas superficiales situadas hacia tierra desde una línea cuya totalidad de puntos se encuentra a una distancia de una milla náutica mar adentro desde el punto más próximo de la línea de base que sirve para medir la anchura de las aguas territoriales y que se extienden, en su caso, hasta el límite exterior de las aguas de transición;

8) «masa de agua artificial»: una masa de agua superficial creada por la actividad humana;

9) «masa de agua muy modificada»: una masa de agua superficial que, como consecuencia de alteraciones físicas producidas por la actividad humana, ha experimentado un cambio sustancial en su naturaleza, designada como tal por el Estado miembro con arreglo a lo dispuesto en el anexo II;

10) «masa de agua superficial»: una parte diferenciada y significativa de agua superficial, como un lago, un embalse, una corriente, río o canal, parte de una corriente, río o canal, unas aguas de transición o un tramo de aguas costeras;

11) «acuífero»: una o más capas subterráneas de roca o de otros estratos geológicos que tienen la suficiente porosidad y permeabilidad para permitir ya sea un flujo significativo de aguas subterráneas o la extracción de cantidades significativas de aguas subterráneas;

12) «masa de agua subterránea»: un volumen claramente diferenciado de aguas subterráneas en un acuífero o acuíferos;

13) «cuenca hidrográfica»: la superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y, eventualmente, lagos hacia el mar por una única desembocadura, estuario o delta;

14) «subcuenca»: la superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y, eventualmente, lagos hacia un determinado punto de un curso de agua (generalmente un lago o una confluencia de ríos);

15) «demarcación hidrográfica»: la zona marina y terrestre compuesta por una o varias cuencas hidrográficas vecinas y las aguas subterráneas y costeras asociadas, designada con arreglo al apartado 1 del artículo 3 como principal unidad a efectos de la gestión de las cuencas hidrográficas;

16) «autoridad competente»: la o las autoridades designadas con arreglo a los apartados 2 y 3 del artículo 3;

17) «estado de las aguas superficiales»: la expresión general del estado de una masa de agua superficial, determinado por el peor valor de su estado ecológico y de su estado químico;

18) «buen estado de las aguas superficiales»: el estado alcanzado por una masa de agua superficial cuando tanto su estado ecológico como su estado químico son, al menos, buenos;

19) «estado de las aguas subterráneas»: la expresión general del estado de una masa de agua subterránea, determinado por el peor valor de su estado cuantitativo y de su estado químico;

20) «buen estado de las aguas subterráneas»: el estado alcanzado por una masa de agua subterránea cuando tanto su estado cuantitativo como su estado químico son, al menos, buenos;

21) «estado ecológico»: una expresión de la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos asociados a las aguas superficiales, que se clasifica con arreglo al anexo V;

22) «buen estado ecológico»: el estado de una masa de agua superficial, que se clasifica como tal con arreglo al anexo V;

23) «buen potencial ecológico»: el estado de una masa de agua muy modificada o artificial, que se clasifica como tal con arreglo a las disposiciones pertinentes del anexo V;

24) «buen estado químico de las aguas superficiales»: el estado químico necesario para cumplir los objetivos medioambientales para las aguas superficiales establecidos en la letra a) del apartado 1 del artículo 4, es decir, el estado químico alcanzado por una masa de agua superficial en la que las concentraciones de contaminantes no superan las normas de calidad medioambiental establecidas en el anexo IX y con arreglo al apartado 7 del artículo 16, así como en virtud de otras normas comunitarias pertinentes que fijen normas de calidad medioambiental a nivel comunitario;

25) «buen estado químico de las aguas subterráneas»: el estado químico alcanzado por una masa de agua subterránea que cumple todas las condiciones establecidas en el cuadro 2.3.2 del anexo V;

26) «estado cuantitativo»: una expresión del grado en que afectan a una masa de agua subterránea las extracciones directas e indirectas;

27) «recursos disponibles de aguas subterráneas»: el valor medio interanual de la tasa de recarga total de la masa de agua subterránea, menos el flujo interanual medio requerido para conseguir los objetivos de calidad ecológica para el agua superficial asociada según las especificaciones del artículo 4, para evitar cualquier disminución significativa en el estado ecológico de tales aguas, y cualquier daño significativo a los ecosistemas terrestres asociados;

28) «buen estado cuantitativo»: el estado definido en el cuadro 2.1.2 del anexo V;

29) «sustancias peligrosas»: las sustancias o grupos de sustancias que son tóxicas, persistentes y pueden causar bioacumulación, así como otras sustancias o grupos de sustancias que entrañan un nivel de riesgo análogo;

30) «sustancias prioritarias»: sustancias identificadas de acuerdo con el apartado 2 del artículo 16 y enumeradas en el anexo X. Entre estas sustancias se encuentran las «sustancias peligrosas prioritarias», sustancias identificadas de acuerdo con los apartados 3 y 6 del artículo 16 para las que deban adoptarse medidas de conformidad con los apartados 1 y 8 del artículo 16;

31) «contaminante»: cualquier sustancia que pueda causar contaminación, en particular las sustancias enumeradas en el anexo VIII;

32) «vertido directo»: vertido de contaminantes en el agua subterránea sin atravesar el suelo o el subsuelo;

33) «contaminación»: la introducción directa o indirecta, como consecuencia de la actividad humana, de sustancias o calor en la atmósfera, el agua o el suelo, que puedan ser perjudiciales para la salud humana o para la calidad de los ecosistemas acuáticos, o de los ecosistemas terrestres que dependen directamente de ecosistemas acuáticos, y que causen daños a los bienes materiales o deterioren o dificulten el disfrute y otros usos legítimos del medio ambiente;

34) «objetivos medioambientales»: los objetivos establecidos en el artículo 4;

35) «norma de calidad medioambiental»: la concentración de un determinado contaminante o grupo de contaminantes en el agua, los sedimentos o la biota, que no debe superarse en aras de la protección de la salud humana y el medio ambiente;

36) «planteamiento combinado»: control de vertidos y emisiones en aguas superficiales de acuerdo con el enfoque expuesto en el artículo 10;

37) «aguas destinadas al consumo humano»: una expresión de significado igual al que establece la Directiva 80/778/CEE, modificada por la Directiva 98/83/CE;

38) «servicios relacionados con el agua»: todos los servicios en beneficio de los hogares, las instituciones públicas o cualquier actividad económica, consistentes en:

  1. a) la extracción, el embalse, el depósito, el tratamiento y la distribución de aguas superficiales o subterráneas;
  2. b) la recogida y depuración de aguas residuales, que vierten posteriormente en las aguas superficiales;

39) «uso del agua»: los servicios relacionados con el agua junto con cualquier otra actividad contemplada en el artículo 5 y en el anexo II que tenga repercusiones significativas en el estado del agua.

Este concepto se aplica a los efectos del artículo 1 y del análisis económico efectuado con arreglo al artículo 5 y a la letra b) del anexo III;

40) «valores límite de emisión»: la masa, expresada como algún parámetro concreto, la concentración y/o el nivel de emisión, cuyo valor no debe superarse dentro de uno o varios períodos determinados. También podrán establecerse valores límite de emisión para determinados grupos, familias o categorías de sustancias, en particular para las definidas con arreglo al artículo 16.

Los valores límite de emisión de las sustancias se aplicarán generalmente en el punto en que las emisiones salgan de la instalación y en su determinación no se tendrá en cuenta una posible dilución. En lo que se refiere a los vertidos indirectos en el agua, podrá tenerse en cuenta el efecto de una estación depuradora de aguas residuales a la hora de determinar los valores límite de emisión de la instalación, a condición de que se garantice un nivel equivalente de protección del medio ambiente en su conjunto y de que no origine mayores niveles de contaminación en el medio ambiente;

41) «controles de emisión»: los controles que exigen una limitación específica de las emisiones, por ejemplo un valor límite de emisión, o que imponen límites o condiciones a los efectos, naturaleza u otras características de una emisión o de unas condiciones de funcionamiento que afecten a las emisiones. El empleo del término «control de emisión» en la presente Directiva, con respecto a las disposiciones de cualquier otra Directiva, no se considerará en modo alguno como una reinterpretación de dichas disposiciones.

 

GLOSARIO  de otros términos relacionados con la hidrología y la gestión del agua en este enlace de la web del MAPAMA Click¡ 

y también en la GUÍA DE LA NUEVA CULTURA DEL AGUA Click¡

 

LIMNOLOGÍA


Esta parte del Programa Bianual Intensivo es núcleo central de todas las actuaciones y se desarrolla fundamentalmente a través del Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX , en colaboración con el Laboratorio de Limnología del Parque Natural del Lago de Sanabria . Los objetivos que tienen que ver con la climatología y los ciclos de nutrientes (interacciones atmósfera-suelo-cuenca del lago) se desarrollan a través del Departamento de Medio ambiente del CIEMAT.