RESULTADOS_BENTOS

ESTUDIO DEL FITO Y ZOOBENTOS DE ZONAS SOMERAS

Las comunidades fitobentónicas se están estudiando en todos los microhábitats de zonas someras de las orillas del lago: las arenas (epipsammon), las gravas y piedras (epiliton), sustratos limosos bien oxigenados (epipelon) y la vegetación sumergida (epifiton).

Con las muestras de las primeras campañas, de las que se han procesado ya más de 300 muestras, se ha completado un listado inicial de riqueza diatomológica de al menos 200 taxones con las primeras 112 analizadas. Todas ellas son habitantes típicos de lagos boreales con aguas de baja conductividad, y las especies más abundantes en el litoral de este lago están bien representadas en las bases de datos que se utilizan para los cálculos de índices y métricas de elementos de calidad (como por ejemplo "Lake Trophic Diatom Index", LTDI), si bien 48 especies presentes no están incluidas en él.

En las muestras de epiliton Achnanthidium minutissimum resultó ser el taxón dominante, llegando a unos valores medios cercanos al 45% de abundancia relativa; mientras que en el epifiton dominan las especies del género Tabellaria, T. fenestrata y T. flocculosa

Es de resaltar además la ausencia hasta el momento de especies susceptibles de ser relevantes sobre el proceso de análisis del estado ecológico del lago, como Navicula notha, Aulacoseira subborealis y A. valida; y cuya presencia en el lago de Sanabria se conoce a través del registro sedimentario holoceno y en el plancton actual.

Se ha constatado que en 2016 la presencia de Tabellaria flocculosa en las orillas fue inferior al 1% de los recuentos de células, para las muestras de epiliton + epifiton.

  • Ir a la galería visual de fitobentos 

Los crustáceos branquiópodos de pequeño tamaño, con una estrategia de vida intermedia entre planctónica y bentónica conocida como meiobentónica, están muy bien representados en las comunidades faunísticas del lago de Sanabria. Se trata de especies que son estudiadas y cuantificadas para su utilización en el índice ABCO que sirve para calcular la métrica de estado ecológico, junto con otros invertebrados de vida bentónica. En el primer conjunto de muestras analizadas se encontraron un total  de 18 especies de branquiópodos, 8 copépodos y un ostrácodo. Lo que representa valores más elevados que los encontrados para estos grupos en el plancton.

Además de los microcrustáceos meiobentónicos el zoobentos más litoral está integrado por muchas otras especies, entre las que destacan gran cantidad de protozoos ciliados (grupos del filo Ciliophora) y ameboides (Amebozoa), y también de rotíferos, gastrotricos,  tardígrados y otros filos.

Se registran desde especies microfiltradoras de gran tamaño y mucha movilidad a otras pequeñas y de vida casi sésil sobre los sedimentos; así como otras que se encuentran presentes flotando a través de la re-suspensión del metafiton muerto o arrancado del litoral.

  • Ir a la galería visual de zooplancton y zoobentos 

RESULTADOS_FAUNA LITORAL

Resultados del estudio de fauna litoral

Odonatofauna (libélulas y caballitos)

Se conoce popularmente como caballitos de agua y libélulas a todos animales del orden de insectos "Odonata". Muchos de ellos son buenos bioindicadores capaces con su presencia de avalar el nivel de conservación y el estado ecológico de las masas de agua.

En total en el lago y su entorno más próximo habitan unas 26-28 especies. La mayoría se pueden considerar residentes dentro de la masa de agua durante sus etapas larvarias; y aunque para otras no se ha comprobado su reproducción en el bienio 2016-17 dentro del agua también habitan en las orillas y por lo tanto forman parte de las comunidades lacustres, desarrollando un importante papel ecológico en las orillas.

En gran medida viven casi todo su ciclo vital (hay especies que pasan sumergidas 33 de sus 36 meses de vida) dependiendo por lo tanto completamente de la calidad del agua y entrar a formar parte de las cadenas tróficas del litoral cumpliendo su papel de presas y depredadores; y en muchos casos ambos.

  • Ir a la galería visual a ver los odonatos  

Primavera de 2017: durante los primeros muestreos de mayo de 2017 se ha podido constatar la reproducción en las orillas del lago de Sanabria de la libélula más amenazada de la fauna ibérica y catalogada "en peligro crítico" de extinción desde 2008 (nivel UICN para España: CR B1 ab(i,ii,iii)+2ab(ii,iii) Verdú y Galante, 2008).

Se trata de Macromia splendens, una libélula de gran tamaño pero de hábitos muy reservados y que ya había sido observada una única vez durante el verano anterior en fase de vuelo. Su presencia conocida en el entorno del lago de Sanabria data de 2006, cuando Weihrauch & Weihrauch localizaron la especie en el río Tera. Se conocen únicamente unas pocas poblaciones en la mitad oeste de la Península Ibérica y el centro-sur de Francia, y algunas otras citas sueltas. Esta población es la de mayor altitud conocida en todo su rango geográfico.

Está considerada como un buen indicador de calidad del agua, ay que desaparece rápidamente de los ríos o lagunas que se someten a contaminación de orgien antrópico. Se ha señalado las minicentrales hidroeléctricas y la introducción de los cangrejos americanos como sus peores amenazas de conservación.

Referencia: Weihrauch F. & S.Weihrauch. 2006. Records of protected dragonflies from Rio Tera, Zamora province, Spain (Odonata). Boletín Sociedad Entomológica Aragonesa 38 : 337−338.

  • Ir a la galería visual a ver los odonatos  

Los odonatos (libélulas y caballitos de agua) son un grupo de insectos que presenta una doble vida que nos permite utilizarlos como bioindicadores de calidad de los ecosistemas acuáticos. Esto está basado en sus fases pre-adulto (las ninfas) viven dentro del agua largos periodos (varios años incluso), y además muchas de ellas son exigentes con los niveles de oxígeno disuelto. Pero además sus adultos, que sólo viven unas semanas o días volando en el litoral de las masas de agua, presentan en muchos casos gran sensibilidad por las zonas donde realizan sus comportamientos de cortejo y cópula e incluso de maduración cuando emergen desde el agua a la ribera. de manera que también nos sirven como elemento de calidad para establecer el nivel de naturalidad y conservación de un lago.

Durante el verano de 2016 se documentó la presencia de al menos 28 especies (más de la mitad de todas las que se encuentran en la provincia de Zamora) y también que por lo menos 20 utilizan las aguas del lago o los tramos de Tera de entrada y salida para reproducirse, lo que convierte a este ecosistema en un auténtico paraíso para este grupo de animales. Entre los que destaca la presencia de casi todas las especies protegidas incluidas en la Directiva de Hábitats (Natura 2000), y de varias especies catalogadas como "en peligro" y "en peligro crítico" de extinción en la normativa vigente de la Ley de Patrimonio Natural.

Un resumen de datos preliminares sobre el muestreo de odonatos en el verano de 2016 se puede ver en la hoja informativa Nº 5.

  • Ir a la galería visual a ver los odonatos  

En aguas de la provincia de Zamora se conoce la presencia de 47 odonatos autóctonos (21 caballitos y 26 libélulas); además de la reciente cita de dos especies africanas.

Caballitos en aguas del lago respecto a Zamora66.7%
Libélulas en aguas del lago respecto a Zamora73.1%

En unos 80 km2 de estudio en el entorno del lago se han encontrado el 70,2% de las especies autóctonas que se conocen en los 10.560 km2 de la provincia de Zamora.

Ictiofauna (peces)

Las aguas del lago de Sanabria actualmente están habitadas fundamentalmente por un salmónido (la trucha común), un cobítido (la lamprehuela) y otros cinco ciprínidos autóctonos (bermejuelas, bogas, barbos, escallos, y gobios). Sin embargo no se tienen datos recientes sobre la presencia de la anguila en sus aguas, a pesar de haber sido reintroducida hace más de 12 años.

Con respecto a las poblaciones que presenta cada una de estas especies no se dispone de datos, siendo en general mayor el poblamiento de bermejuelas, bogas y escallos en las zonas litorales someras; donde forman cardúmenes. Sin embargo en este perímetro no es habitual observar a las truchas. De la composición de la ictiofauna en las aguas profundas no podemos todavía tener ningún tipo de aproximación.

A lo largo de los trabajos de fauna litoral del Seguimiento Bianual Intensivo se están tomando los primeros datos sobre las poblaciones de lamprehuelas (Cobitis calderoni) un endemismo bentónico que está catalogado "En peligro de extinción" desde 2011, y sobre el que no se han realizado apenas estudios básicos en su área de distribución por aguas de la cuenca del Duero.

  • Ir a la galería visual a ver los peces   

Herpetofauna (anfibios y reptiles)

Se conoce popularmente como "herpetos" a todos animales de las clases Anfibios y Reptiles; es decir el conjunto de salamandras, tritones, ranas, sapillos, sapos, lagartos, lagartijas, culebras y otros reptiles.

A pesar de ser animales vertebrados en general no gozan de gran popularidad a pesar de ser animales muy importantes en el funcionamiento de la naturaleza, y en especial para los ecosistemas acuáticos. El temor hacia gran parte de ellos se basa en creencias populares falsas relacionadas con su toxicidad. Muchos de ellos son buenos bioindicadores capaces con su presencia de avalar el nivel de conservación y el estado ecológico de las masas de agua.

En total en el lago y su entorno más próximo habitan 8 anfibios y 3 reptiles que se pueden considerar relacionados con el agua. Entre los anfibios resalta que los urodelos únicamente están representados por el tritón ibérico (Lissotriton boscai), aunque la salamandra (Salamandra salamandra) y el tritón jaspeado (Triturus marmoratus) habitan y se reproducen en pequeños humedales del entorno más próximo. Para el grupo de los anuros son cinco las especies representadas en el lago: el sapo partero común (Alytes obstetricans), el sapo común (Bufo spinosus), el sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi) y dos especies de ranas, la patilarga (Rana iberica) y la verde común (Pelophylax perezi). Entre los reptiles semiacuáticos destaca la presencia del a culebra de agua o viperina (Natrix maura) y también en las orillas es posibles ver la culebra de collar (Natrix natrix) y el lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi).

Todos forman parte de la biocenosis del lago, y cumplen una importante función dentro del ecosistema en la transición agua-tierra; ya que en gran medida viven parte de su ciclo vital dependiendo del agua y entrar a formar parte de las cadenas tróficas del litoral cumpliendo su papel de presas y depredadores; y en muchos casos ambos.

Su presencia en las orillas es clave y debe ser compaginada a toda costa con los demás intereses que se desarrollan en las orillas de este lago. Para que pueda seguir siendo considerado como un ecosistema en nivel de conservación aceptable.

  • Ir a la galería visual a ver los herpetos: anfibios  y reptiles  

En las orillas del lago de Sanabria viven actualmente dos especies de ranas, aunque se ha detectado en las últimas décadas un importante cambio en la composición de las comunidades ya que una de las especies es cada vez más escasa; debido, entre otros factores, a la sensibilidad que presenta por la calidad de las orillas.

Se trata de la rana patilarga (Rana iberica) una especie endémica de las zonas montanas de la mitad oeste y del extremo noroeste de la Península Ibérica. Su hábitat idóneo son los ríos y arroyos de aguas frías y que presentan en las orillas una gran densidad de árboles de ribera (sobre todo aliseda); y en los arroyos y lagunas de la sierra también puede habitar en otras zonas con buena densidad de vegetación acuática, como por ejemplo las turberas. Sus larvas son muy sensibles  la calidad y al nivel de oxigenación del agua por lo que puede considerarse una especie bioindicadora de calidad en los humedales en los que se reproduce.

Durante el desarrollo del Programa Bianual se viene constatando una tendencia, ya detectada durante el periodo 1995-2014, con una menor presencia de la especie en zonas anteriormente ocupadas y la sustitución por una especie menos exigente con la calidad del agua como es la rana verde común (Pelophylax perezi). Investigaciones en las que participan dos alumnas del Máster en Biología y Conservación de la Biodiversidad de la USAL, y cuyos datos servirán para presentar sus trabajos fin de master.

Los primeros datos preliminares sobre el muestreo de ambas especies  los puedes ver en la hoja informativa Nº 5.

  • Ir a la galería visual 

En aguas de la cuenca del Tera se conoce la presencia de 14 especies de herpetos autóctonos acuáticos (10 anfibios y 4 reptiles), junto con la presencia del exótico galápago de Florida.

Anfibios en aguas del lago respecto a la cuenca Tera80%
Reptiles semiacuáticos en aguas del lago respecto a la cuenca del Tera75%

Sobre el conjunto de datos obtenidos en 2016 el reparto de citas de las tres especies de anfibios más abundantes es:

Rana iberica8%
Pelophylax perezi80%
Bufo spinosus12%

Mastofauna (mamíferos semiacuáticos)

La nutria paleártica (Lutra lutra) es el mustélido de mayor tamaño en la Península Ibérica. Es una especie que ha recuperado parte de sus poblaciones en las últimas 3 décadas, pero que estuvo al borde de la extinción en casi todos los países de centroeuropa. Forma parte de la fauna denominada "especies bandera -flagship species-" ya que es ampliamente conocida por la población y que goza de gran popularidad entre los amantes de la naturaleza, e históricamente se ha considerado como una especie indicadora de buen estado de conservación en los ríos.

Su presencia en el lago de Sanabria se conoce bien desde los primeros estudios en 1994, pero su escasa presencia en el ecosistema (reducida casi con exclusividad al periodo de invierno y primavera) parece haberse rarificado todavía más en los últimos años. Durante el desarrollo del Programa Bianual se están desarrollando trabajos de seguimiento específicos para conocer en detalle este asunto y si esto puede ser reflejo de cambios en el funcionamiento del lago. Para ello además de un seguimiento de la ocupación espacial y la frecuencia con la que patrullan por el lago las nutrias se está haciendo un estudio detallado de su dieta. Investigaciones en las que participan dos alumnas del Máster en Biología y Conservación de la Biodiversidad de la USAL y cuyos datos servirán para presentar sus trabajos fin de master.

Dada su naturaleza de super-predador y su localización en la cumbre de la pirámide ecológica de los ecosistemas acuáticos continentales las nutrias son consideradas además como "especie paraguas -umbrella species-" ya que monitorizando su éxito biológico puede extrapolarse el buen funcionamiento del resto de la biocenosis y un casi correcto estado de conservación.

La tasa de ocupación de las nutrias en el lago se ha ido reduciendo paulatinamente en los últimos 25 años, así como han ido cambiando los patrones de ocupación de las distintas orillas. En 2016 se constató una preocupante reducción de su presencia que no sólo abarcó el verano; una tendencia creciente dada la mayor presión antrópica en las orillas.

  • Ir a la galería visual de mamíferos 

Durante las cuatro décadas en las que se lleva monitorizando la presencia en los cauces españoles de este mustélido mediante sondeos nacionales de indicios, los resultados en todo el noroeste  de Zamora han sido muy positivos.

En 2017 se está completando el IV Sondeo Nacional organizado por el Grupo Nutria de la SECEM, donde se sigue comprobando una cierta mejora en los resultados de lugares ocupados por la especie; que ha mejorado fundamentalmente en los últimos 20 años en la vertiente mediterránea de la Península Ibérica.

Ver resultados para Castilla y León 

En España las mejores poblaciones de nutrias se han concentrado durante décadas fundamentalmente en las zonas serranas y de media montaña, a pesar de que la mayor productividad de peces se encuentran en las zonas medias y bajas de los ríos principales.

Entre estas zonas que siempre han mantenido nutrias está la cabecera de la cuenca del Tera, gracias a las posibilidades que la buena conservación de los cauces con densas alisedas en ríos permanente que han propiciado la existencia de poblaciones de peces autóctonos. Junto con esto la presencia de buenas poblaciones de anfibios en las lagunas de la Sierra han soportado los recursos tróficos y de hábitat necesarios para los territorios de ocupación familiar.

Este buen poblamiento atrincherado en los tiempos de regresión en las zonas serranas se ha demostrado como muy decisivo en el actual patrón de recuperación de territorios en las zonas mesetarias y de tramos bajos.

 Ir a la galería visual de mamíferos 

Las nutrias en las aguas frías y poco productivas del Tera muestran una ecología trófica muy diferente a lo que hacen en otras zonas. Se alimentan fundamentalmente de pequeños ciprínidos (sobre todo en invierno), además de truchas; pero además durante la primavera utilizan los anfibios (ranas y sapos) y en otoño los reptiles (culebras de agua) como presas secundarias.

Resultados a los que se llega después de analizar los excrementos que estos mustélidos dejan en las orillas de las masas acuáticas durante sus movimientos de patrulla del territorio.

  • Ir a la galería visual de mamíferos 

Las nutrias se alimentan fundamentalmente de pequeños ciprínidos, además de truchas; pero también de anfibios, reptiles y algunos otros vertebrados. 

Presas acuáticas84%
Presas semiacuáticas15%
Presas terrestres4%

Resultados en los primeros tres sondeos nacionales de cuadrículas UTM 10x10 positivas  (154 en Zamora). 

I Sondeo (Delibes 1990)10.4%
II Sondeo (Ruiz-Olmo y Delibes Eds. 1998)11%
III Sondeo (López-Martín y Jiménez Eds. 2008)36.7%

Los datos más recientes (2016-17) muestran que escallos y bermejuelas son las presas principales en el lago (expresado en %N).

Escallos (Squalius carolitertii)24.83%
Bermejuelas (Achondrostoma arcasii)24%
Truchas (Salmo trutta)8.05%
Barbos (Luciobarbus bocagei)7.38%
Bogas (Parachondrostoma duriense)6.71%